¡A Mi Labrador no le gusta el agua!

¿Estás frustrado por el hecho de qué su labrador no quiera nadar?

 

 

 

¿A Todos los labradores les gusta el agua?

 

Muchas personas asumen que a los Labradores les tiene que gustar el agua. Después de todo, esta es una raza que esta históricamente vinculada al arduo trabajo junto a los pescadores en las aguas heladas de Terranova en el siglo 19.

Entonces, es natural asumir que los Labradores están diseñados desde su nacimiento para disfrutar metiéndose en el agua.

¡Pero a todos los Labradores no les gusta el agua!

Y esos Labradores que no quieren nadar a menudo provocan que algunos de sus dueños se sientan decepcionados o incluso un poco avergonzados por la falta de experiencia que tienen en la natación.

 labrador no le gusta el agua

 

¿Por qué a mí Labrador no le gusta el agua?

 

Si a su Labrador le asusta el agua o esta reticente a nadar, puede que existen razones para ello. Pero igualmente existen muchas maneras para que pueda ayudarlo.

La principal razón por la cual a un Labrador no le gusta el agua, es usualmente porque no ha tenido buenas experiencias en su primer encuentro con ella en el pasado.

Labradores nadando – La manera correcta para comenzar.

 

Los cachorros de Labrador pertenecen al grupo de perros de caza, disfrutan de la natación y les han eliminado sus miedos con el agua desde el inicio. Eso es simplemente porque suelen involucrarlos en la natación, a menudo a una edad temprana y siempre de la manera correcta.

Con cachorros muy pequeños, normalmente la natación se vuelve más divertida junto a un perro adulto, que sea conocido o un humano amistoso, alguien que inspire confianza al cachorro.

Con los cachorros de más edad nos podemos centrar en la disposición del perro de recuperar sus ganas de nadar, y conseguir subsanar sus experiencias negativas a través de estimularlo a poca profundidad (agua a la altura de los tobillos).

Si tu labrador no tuvo esta cuidadosa iniciación, es muy posible que se niegue incluso a que puedas llegar ver sus pies mojados, sin importarle que le tires una pelota en la orilla.
Pero no entres en pánico. Nunca es tarde para comenzar.

labrador-no-le-gusta-agua

 

A mi Labrador no le gusta el agua!

 

Incluso si a su perro no le gusta el agua, ahora es el momento de cambiar esta relación. Todos los labradores pueden llegan a disfrutar de la natación con ayuda, si les enseñamos a superar su miedo inicial o reticencia a entrar en el agua.

Si tiene un labrador de más edad que nunca ha practicado la natación, conseguir que él disfrute de ella podría tomar un bastante tiempo.
Es posible que usted crea que no vale la pena el tiempo y el esfuerzo.

Sin embargo, no se sientas descorazonado, nunca es demasiado tarde para empezar con esto. Además, vale la pena tener en cuenta que, una vez que el Labrador pierde su miedo a nadar, por lo general se convierte en uno de sus mayores placeres.

Si quiere conseguirlo y su perro es muy nervioso con respecto al tema del agua, tendrá que desensibilizarlo con suavidad en el transcurso de unos pocos meses.

labrador-no-le-gusta-agua

 

Diferentes maneras de animar a un labrador a nadar:

  1. Tomando como ejemplo a otros perros

  2. Entrando al agua usted mismo

  3. Incentivándolo

 

labrador-no-le-gusta-agua

 

Tomando como ejemplo a otros perros nadando

 

Con algunos Labradores, especialmente los más jóvenes, se les puede animar a nadar en repetidas ocasiones con otros perros que disfrutan del agua. Sin embargo, debe ser consciente que un perro que está realmente asustado del agua puede llegar a ser incluso más miedoso si otro perro muy excitado por el agua se le acerca empapado y nervioso.

Nade con su perro

 

Para ello debe ser consciente de las etapas que están involucradas. Solo porque un perro nade a su lado mientras camina por el agua, no significa que más tarde vaya a entrar en el agua por su propia voluntad cuando este solo de pie en la orilla.

A veces, un perro va a nadar junto a una persona porque tiene miedo a alejarse de ella, en vez de estar disfrutando de la natación. Sin embargo, si puede conseguir que el perro este nadando feliz junto a usted, entonces, él perderá su miedo rápidamente.

Si él solo está nadando por valentía junto a usted, puede estar perdiendo de vista, que él aún puede tenerle miedo al agua. Solo que, no tanto como el miedo que tiene de perderle. Este perro seguirá necesitando algo de confianza antes de estar dispuesto de meterse en el agua por su cuenta.

labrador-no-le-gusta-agua

 

Utilice la motivación para animar a un perro a nadar.

 

La motivación es sin duda el mejor método de iniciar a un perro en la natación. Pero tiene que hacerse de forma gradual. Es común tener la tentación de lanzar una pelota ficticia para que sú Labrador o cachorro deba recuperarla en el agua y él no se lance a buscarla.

Incluso si él es un gran retriever, su miedo al agua puede ser superior a su interés en la pelota, y también se habrá creado otro problema, la negativa a recuperarla! En cambio, si enseña a su Labrador a cruzar un pequeño e insignificante charco generará en él la motivación necesaria desde tierra firme.

Puedes poner obstáculos a ambos lados del charco o incluso crear uno artificial, para que no tenga más remedio que pasar por el charco. Una vez que sea capaz de atravesar felizmente un charco con una pelota o un muñeco es el momento de encontrar un charco poco más profundo.

Y, estoy hablando en serio que debe ser uno más profundo. Se debe conseguir un charco que en su parte más profunda le llegue a un tercio de la altura de sus patas.
De nuevo, arroje la pelota a través de la tierra seca que este cerca del charco. Si el titubea, ve con él la primera vez o la segunda, prueba pasando a través del charco.

Haga el tonto. Diviértase . No tardará en olvidarse que consiguió lograr que sus patas se mojaran.

Antes de que lo sepa, su miedo se habrá ido y el agua será una fuente de diversión.

 

labrador-no-le-gusta-agua

 

¿Vale la pena enseñar a tu perro a nadar?

 

Si no tiene la intención de trabajar con su Labrador, quizás pueda sentir que no vale la pena la molestia de conseguir que él entre al agua felizmente.

labrador-no-le-gusta-aguaY, quizá tenga razón, todo depende de su estilo de vida.Tenga la seguridad que su Labrador puede nadar, y si se llega a caer en un río, lago o en un canal él no se va a hundir. Pero, al igual que las personas, los perros van a mejorar en la natación con la práctica.

Un labrador experimentado en el agua será más calmado y tendrá más probabilidades de sobrevivir si cae en aguas profundas. Él no entrará en pánico, será capaz de flotar para preservar su energía hasta que encuentre una salida o, hasta que alguien vaya a su rescate.

Así, que si usted pasa mucho tiempo en el agua o alrededor de ella, es una buena idea acostumbrar a su perro a este medio para que obtenga un poco de práctica de la
natación. La natación es también un gran ejercicio para los perros con problemas en las articulaciones debido a que en el agua no deben soportar su propio peso.

Sin embargo, a pesar del hecho de que los perros pueden nadar por instinto, nunca se debe tirar de golpe a un perro miedoso al agua. Si lo hace de esta forma, es poco probable que alguna vez vuelva a estar dispuesto a nadar de nuevo.

 

labrador-no-le-gusta-agua

 

Cuando empezar a enseñar a tu perro a nadar

 

Mientras que un Labrador adulto es perfectamente feliz a nadar en agua fría, un cachorro o un Labrador joven puede desanimarse si su primera experiencia es en agua fría. Comience a disfrutar de los cachorros en el agua cuando son pequeños siempre y cuando el clima sea cálido.

Si les gusta, deja que chapoteen con un perro más mayor. Es una gran idea motivar a tu perro a nadar desde una edad temprana para que pueda utilizar este método frecuentemente y así conseguir más adelante que su forma de nadar sea la correcta.

Cualquier método que utilice, tendrá que requerir un poco de tiempo y esfuerzo. Una o dos visitas a algún pantano local o a la piscina no va a eliminar el disgusto que tenido el perro con el agua durante meses o años.

Tienes que ser persistente y llevarlo regularmente con el fin de desensibilizar a tu perro y que se relaje en el agua. A algunos cachorros les gusta el agua desde el primer día.

No puedes mantenerlos fuera del agua. Eso está bien también. Hacen que los más pequeños estén seguros de que no van a tener problemas cuando estén en aguas profundas, y además nos hacen disfrutar de su imagen en el agua!

 

¿Su perro nada?

¿Cómo consiguió que su perro practique la natación?.
¿Era un cachorro cuando tuvo su primera experiencia con el agua?

Comparta su experiencia en los comentarios de abajo!

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies